interés común

Gracias Steve

By 6 octubre, 2011 No Comments

“Se dice que 3 manzanas cambiaron el mundo: la de Eva, la de Newton y la de Jobs.”

Tristemente nos ha dejado uno de los visionarios más importantes de nuestra época, que gracias a su incondicional trabajo revolucionó el mundo de la informática (con su socio y amigo de la infancia Steve Wozniak) y el mundo de la animación, dando forma al estudio de animación 3D más importante del mundo: Pixar.

Desde 4D3 Animation Studio queremos hacer un breve repaso por la vida de Steve Jobs y revisar un poco su visión y filosofía de vida.

Steven Paul Jobs nació el 24 de febrero de 1955 en San Francisco, hijo de Joanne Schieble -para entonces una estudiante de posgrado soltera- y Abdulfattah Jandali, un estudiante originario de Siria. Fue entregado en adopción a Clara y Paul Jobs, quienes alentaron su afición por la electrónica. A los 12 años, ya había escrito a William Hewlett para hacer unas prácticas en su compañía, HP. Le gustaba la ingeniería, y ya de niño no sólo tenía claro que sería rico, además tenía la ambición de llegar a ser uno de los más grandes entre los grandes, tan popular como Shakespeare o Einstein. Se graduó de la secundaria en 1972 y se inscribió en la universidad Reed College en Portland, Oregón, pero pronto abandonó los estudios.

The apple of Apple

Apple fue fundada en abril de 1976, en un garaje (como no) en Los Altos (California). Junto a Steve estaba su compañero de estudios y amigo Steve Wozniak. Jobs, a sus 21 años, se encargaba de las ideas (como por ejemplo estilos tipográficos) y de vender el producto. Wozniak se dedicaba a las cuestiones de ingeniería que daban vida a complejos artilugios tecnológicos.

Así, con un respaldo financiero de 90.000 dólares, nació su primera computadora, Apple I, con una visión: popularizar el uso de los ordenadores personales, llevándolos de las oficinas a las casas. En 1977 llegó su primer éxito, con el Apple II, la primera computadora producida en masa para el consumo. En tan sólo dos años, la facturación de la compañía se multiplicó por quince, de los 7,8 millones de dólares hasta los 117 millones, lo que les convirtió en multimillonarios antes de cumplir los 25 años.

El popular símbolo de la manzana con un bocado al lado derecho lo tomó de los Beatles, que utilizaban la imagen de la fruta del pecado original en sus discos a final de la década de los años 1960. La elección le costaría después una intensa batalla legal para su uso en la tienda electrónica iTunes, donde la música de la legendaria banda de Liverpool estuvo ausente hasta otoño de 2010.

Después de tener problemas con la cúpula directiva de la empresa que él mismo fundó, fue despedido de Apple Computer en 1985. Jobs vendió entonces todas sus acciones, salvo una. Ese mismo año recibía la Medalla Nacional de Tecnología del presidente Ronald Reagan, cerrando con este reconocimiento esta primera etapa como emprendedor. Regresó en 1997 a la compañía, que se encontraba en graves dificultades financieras, y fue su director ejecutivo hasta el 24 de agosto de 2011.

El nacimiento de Pixar

Tras abandonar Apple en 1986, Steve Jobs compra por 10 millones de dólares la empresa The Graphics Group, en adelante Pixar, una subsidiaria de Lucasfilm especializada en la producción de gráficos por computador.24

Con Jobs al frente la compañía firma varios acuerdos para producir películas animadas para Walt Disney. En 1995 se estrenó en los cines Toy Story, el primer largometraje generado completamente por ordenador, conseguido con su propio software de renderización, RenderMan. Toy Story fue el mayor éxito de taquilla de 1995 y la primera película del binomio Walt Disney-Pixar en ganar un premio Óscar.

A esta película le siguieron Bichos (1998), Monsters, Inc. (2001) Buscando a Nemo (2003), Cars (2006), WALL-E (2008) y Up (2009), entre otras. Todas ellas con gran éxito de crítica y público.

El 24 de enero de 2006, después de varios desacuerdos entre las dos compañías, Walt Disney anuncia la compra de todas las acciones de Pixar por 7.400 millones de dólares, convirtiendo a Jobs en el mayor accionista individual de Disney, con una participación del 7%.

Vuelta a casa

La vuelta de Steve Jobs a la empresa Apple se produjo cuando la empresa se encontraba en franco declive.  Jobs estaba decidido a recuperar el control. Pronto hizo méritos para ganarse la confianza de la dirección de la compañía en detrimento del entonces director ejecutivo, Gil Amelio,  logrando que lo nombraran director interino el 16 de septiembre de 1997.

Algunas de las primeras medidas de Jobs en su nuevo puesto fue la firma de un acuerdo con Microsoft, principal rival tecnológico de la compañía, por el cual éste inyectaría dinero en Apple a cambio de un 4% de sus acciones (sin derecho a voto), la garantía de disponer de Office para Mac y el fin de las disputas por la interfaz gráfica. La noticia de esta medida no fue bien recibida.

De similar aceptación resultaron la cancelación del programa de licencias de Mac OS a otros fabricantes de hardware (como Power Computing, que sería finalmente adquirida por Apple) y la cancelación del Apple Newton, un gadget de características similares a una PDA.

Estas medidas, sin embargo, permitieron a la compañía centrar sus esfuerzos en mejorar sus productos y probar nuevas líneas de negocio, como fue la tienda digital de música iTunes Store (aplicación pionera y líder en descargas digitales legales, que genera millones a Apple), los reproductores de audio iPod o los nuevos iMac, que resultaron ser un gran éxito.

En 2006 firmó un contrato con Intel para utilizar procesadores de la arquitectura x86 en todos sus ordenadores de sobremesa y portátiles

En diciembre de 2009 Steve Jobs fue elegido director ejecutivo del año por la revista Harvard Business Review por «incrementar en 150.000 millones el valor en bolsa de Apple en los últimos 12 años».

El 24 de agosto de 2011 presentó su renuncia como CEO de Apple, siendo sustituido por Tim Cook. A partir de esta fecha y hasta su muerte, fue el presidente de la Junta Directiva de Apple.

“Acordarme de que voy a morir pronto me ayuda a tomar las decisiones…Acordarse de que vas a morir es la mejor manera de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo, no hay razón para que no sigas tu corazón…Tu tiempo es limitado, no lo desprecies”

– Steve Jobs.

Finalmente no se pierdan el discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford durante la apertura del curso de 2005. Realmente Inspirador.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=6zlHAiddNUY]

Fuentes: Wikipedia, Youtube, ElPais.com. ElMundo.com, Google